La movilidad es uno de los principales problemas de las ciudades, sobre todo de las más pobladas, y entre las alternativas que brindan una solución a este gran desafío la bicicleta surge y se proyecta como, probablemente, el medio de transporte más efectivo. Ante el aumento constante de coches en las calles y el caos que ocasionan, la bici es ideal para moverte de manera más rápida, porque evitas los congestionamientos de tránsito tan característicos de las grandes ciudades y no pierdes tiempo en encontrar un lugar para aparcar. Además es una opción muy económica, no pagas combustible y el coste de mantenimiento es mínimo; ecológica, no contamina el medio ambiente; y saludable, porque te mantiene en buen estado físico y mental.

 

Para que tus desplazamientos urbanos en dos ruedas no se conviertan en una odisea entre coches, motos y autobuses, en este post te dejamos algunas recomendaciones que te servirán para, moverte con libertad y, lo más importante, con mayor seguridad.

 

Mantén tu bicicleta en buen estado

Antes de montarte a tu bici debes asegurarte de que está en buenas condiciones. Comprueba que la cadena y los otros componentes de la transmisión, los frenos y la dirección estén en buen estado y funcionen correctamente. También controla el desgaste de los neumáticos, que no tengan desperfectos y que su presión de aire sea la que está indicada en las mismas cubiertas.

El correcto mantenimiento de la bici es muy importante, ya que también influye en la seguridad, como otros elementos o accesorios necesarios. Los más indispensables, y de uso obligatorio, si se utiliza la bicicleta en horas que van a partir de la puesta del sol hasta el amanecer son las luces. Blanca delante y roja detrás, que sean visibles a una distancia no menor de 150 metros. También son recomendables los catadióptricos amarillos en los pedales y en los radios de las ruedas, para que su luz refractaria alerte a los conductores.

 

Pedalea con comodidad y prevención

Además de contar con una bicicleta de la talla adecuada y colocar el sillín a la altura necesaria para adoptar la postura acorde al tipo de bici que utilices, la ropa también debe brindarte plena comodidad para pedalear y ayudarte a ser más visible en las calles de la ciudad. Siempre son preferibles los colores claros, sobre todo en las horas o en condiciones climáticas en que la visibilidad es menor, y contar con bandas o algún detalle reflectante.

No olvides el casco, atenuará el impacto en una de las zonas más frágiles y que peores consecuencias puede acarrear ante una caída imprevista, y deja los auriculares para otra ocasión. Para moverte por las calles de una gran ciudad el oído es casi tan importante como la vista, más aún cuando los coches son cada vez más silenciosos, así que deja tus orejas libres y no bloquees ningún sentido cuando montes en tu bici.

 

Respeta las normas de circulación

Si circulas en bicicleta por la ciudad debes hacerlo de la misma manera que el resto de los vehículos, respetando las normas y señalizando tus movimientos para que los demás conductores prevean o anticipen los suyos. En la bici no tienes intermitentes, así que debes realizar señas manuales. Para indicar un cambio de carril o un giro extendiendo el brazo del lado hacia el que te vas a mover y para ralentizar o detener tu marcha levantando una mano.

Respeta los semáforos, los pasos de peatones y circula por tu carril, el de la derecha, pero nunca demasiado cerca de los coches aparcados, porque si algún desprevenido abre una puerta puedes ser víctima de un accidente. Si vas por el centro del carril no solo evitas estos imprevistos, sino que además envías un mensaje a quien vaya detrás tuyo, que vas por ahí porque también tienes ese derecho. Por lo tanto, si te va adelantar debe hacerlo como a cualquier otro vehículo, es decir utilizando otro carril, el de tu izquierda. Los conductores de coches o de otros rodados te han de ver como un vehículo más y tú no debes considerarte menos. Por último, si el carril de la derecha está reservado para el transporte público utiliza el contiguo.

Por si te lo perdiste...