En tiempos en que la bici, además de su utilización para salidas de ocio o de entrenamiento deportivo, está marcada por un gran crecimiento como medio de movilidad urbana, surge una vez más el rumor sobre la implementación del carnet obligatorio para conducir bicicletas.

Hay que tener en cuenta que es un medio de transporte sencillo de utilizar para gente de todas las edades, que en su mayoría lo aprendió desde niño con cierto sentido lúdico o de diversión. Quizás por ello, en algunos casos, hay una falta de concienciación acerca de los riesgos del exceso de confianza en su conducción y en la infravaloración de algunas normas que rigen el tránsito cuando se circula en bicicleta por la carretera o por las calles de una ciudad.

Pero más allá de que para usar la bici en la vía pública sea necesario tener ciertos conocimientos de reglamentación, la legislación actual, al no tratarse de un vehículo a motor, no obliga a ninguna formación o examen de aptitudes acreditadas con un carnet de conducir para ciclistas.

Aunque no significa que no estén sujetos a normas. Por lo que un acompañamiento de los padres y educadores en la formación vial de los más pequeños serviría para una mejor adaptación a las exigencias de conducción en sitios en los que deben compartir los espacios de circulación. Como la bici, para gran parte de los conductores, suele ser el primer vehículo es en esa etapa de niños en la que aprendemos a montar en bicicleta que debe llegar el aprendizaje para conocer las principales normativas del tránsito. Las que, juntos a otras específica del vehículo que conduzcamos, deberemos continuar poniendo en práctica de mayores.

 

Carnet de conducir para ciclistas, una polémica que se repite

Informaciones sobre el planteamiento, la propuesta o incluso una supuesta confirmación de la DGT sobre la implementación del carnet de conducir obligatorio para ciclistas es algo recurrente en los últimos años. La puesta en escena de este tema surge como una respuesta a las demandas del colectivo ciclista que están motivadas por el deseo de una mejor convivencia con los vehículos motorizados.

La idea de obligar, a los ciclistas, de contar con un carnet de conducir por puntos, al mismo estilo de los conductores de vehículos a motor, usar casco en cualquier situación y contar con un seguro y una matrícula para su bici pone en marcha el debate en las reuniones, encuentros y foros de los distintos colectivos interesados.

Unos piden severidad en la regulación del tránsito focalizando en los propios ciclistas el problema de su vulnerabilidad y de la falta de consideración por parte de conductores de vehículos de mayor porte en las calles y carreteras del país, otros están totalmente en contra de esa iniciativa. Estos últimos la consideran infundada y lo argumentan poniendo como ejemplo a otros países, en los que el uso de la bicicleta está más y mejor establecido que en España, y donde no hizo falta ningún carnet para que la bicicleta se consolide como uno de los medios de movilidad urbana más utilizados. Porque la mejor forma de convivencia entre los conductores de distintos medios de transporte, los ciclistas y los peatones es el conocimiento, respeto y cumplimiento de las normas de tránsito.

Mientras el debate continúa, te recomendamos respetar las normativas vigentes, a los peatones y a los demás conductores y seguir disfrutando de la eficiencia y de la libertad que te da tu bici.

Por si te lo perdiste...